¿Cuál es mejor consola: Dreamcast o Saturn?

En Deus Ex Machina no tenemos una consola preferida, pues todas acaban teniendo algo que aportar al mundo del videojuego. Nos sirve la pregunta para que Marçal Mora (RetroMaquinitas) y Francisco Curiel (Fran Friki) puedan cada uno hacer defensa de su respectiva consola preferida, sirviendo ello para un interesante acercamiento a éstas, para quienes no las conozcan, o para calibrar las diferencias, para quienes sí.

Dreamcast, por Marçal Mora (Retromaquinitas)

Defender a la Dreamcast es fácil. Basta con presentarla como lo que es: probablemente la mejor consola jamás lanzada. Estéticamente es compacta y ligera, con cuatro puertos de serie que la preparaban para la vida moderna. Mientras el mando de la Saturn no es más que el de Mega Drive retocado, el mando de la Dreamcast es tan innovador como genial. Parece grande; pero es perfecto en su adaptación a las manos. Sus gatillos, prácticos y funcionales. Y su integración con la VMU, avanzada a su tiempo. Que se aparte la Wii U, su concepto ya estaba inventado.

Chu-Chu Rocket Commercial

Pero es que hablar de la Dreamcast es hablar de grandes juegos; la densidad de calidad es tan elevada que me cuesta encontrar otro ejemplo parecido. La Dreamcast fue, sin duda, la cima de la creatividad de los equipos de desarrollo de Sega; desde Chu Chu Rocket hasta Shenmue (que sentaría cátedra), pasando por Jet Set Radio o Space Channel 5, la cantidad de juegos que desbordan originalidad y diversión es tan grande que si comparas con otras plataformas no hay color. Podríamos también hablar de que dispone de los títulos con jugabilidad arcade más perfectos que hemos visto nunca – como Crazy Taxi y Virtua Tennis, por ejemplo. Sin pararnos, podríamos darnos un paseo por los juegos de lucha más puros, en un género que desde la Neo-Geo nunca había estado tan bien representado (Capcom vs. SNK 2, Marvel vs. Capcom 2, y Street Fighter III: Third Strike). Incluso incluiríamos Power Stone. Para los fans del erizo azul, Sonic Adventure es una buena aventura para presentarlo en 3D. E incluso algunos géneros menos representados tienen juegos sobresalientes, como Skies of Arcadia (RPG), Ikaruga (Shoot’em’up) o Samba de amigo (¿Maracas?).

¡Tengo una Dream....cast!

Otra cosa importante es que seguramente sea la primera consola que se tomó en serio el juego online. Venía de serie con su módem, destinado a convertirla en la primera consola que llevase masivamente a sus jugadores al juego online, pero también a la simple navegación. Incluyendo un teclado completo como lo hacían las consolas de los 80, es merecedora de todo mi respect.

Con su impresionante capacidad gráfica, su diseño compacto, sus cómodos mandos, su conectividad y una selección increíblemente completa de títulos exclusivos, la Dreamcast estaba llamada a ser un éxito. Desafortunadamente, la reputación de Sega tras el fracaso de la Saturn se lo impidió. Pero lo que aportó la consola de la espiral en menos de dos años fue tanto que, como el propio nombre inspira, muchos de nosotros todavía soñamos en lo que podría haber sido.

Saturn, por Francisco Curiel (Fran Friki)

Tras algunos movimientos arriesgados, SEGA, por fin, decidió dar el salto seguro a la siguiente generación, con una consola poderosa, pero a la vez muy vanguardista: Sega Saturn, del año 1994. Incluyó doble núcleo de procesamiento y más peripecias técnicas, muy avanzadas para la época. Fue una consola preparada para mover polígonos en 3D. Sin embargo, su dura carcasa negra guardaba una máquina con un corazón 2D. Así fue como los jugadores de los Arcades encontraron un nuevo amor, contando con ese precioso mando tan cómodo y versátil para juegos machaca-botones (Shoot ‘em Ups y Lucha principalmente). Compitió directamente con Neo-Geo, la reina del 2D, poniéndoselo muy difícil en precio y, por qué no decirlo, en variedad y calidad. Se enfrentó igualmente cara a cara contra Playstation, ganándole la batalla en casi todas las conversiones, no así en ventas, lamentablemente. Incluso estaba preparada para reproducir CD’s de audio, la nueva moda, y para colocarle expansiones de RAM y otros accesorios. Sega Saturn era un centro multimedia, y a la vez, un sistema que no quería abandonar a los fieles jugadores de Mega Drive.

Gozó de exclusivos y conversiones a pares, contando en total con más de medio millar de videojuegos. Hablando de Shmups, dio clásicos inmortales como Radiant Silvergun (leyenda viva del género), Panzer Dragoon II: Zwei, Thunder Force V (una pasada en forma de matamarcianos) o Layer Section. En Puzzles, teníamos ese brutal Saturn Bomberman (delicia multijugador), Baku Baku o Puyo Puyo Sun. En Beat ‘em Ups hay uno que todo el mundo recordará especialmente bien, y es aquel prodigio llamado Guardian Heroes, una mezcla perfecta entre Beat ‘em Up con varios planos y RPG. En Plataformas teníamos un juego con magia en su interior, Nights, y Clockwork Knight. En Lucha Saturn fue afortunada, pues teníamos Street Fighter Zero 3, Virtua Fighter 2, los KoF, Real Bout Garou Densetsu, Samurai Showdown 3 y 4 y más, con casi ningún recorte de frames, a diferencia que en Playstation, que se quedaba muy corta. Por último, en RPG, encontrábamos Panzer Dragoon Saga, Shining Force 3, Story of Thor 3, etc. Otros grandes juegos de la consola fueron Astal, Princess Crown o Dark Savior. Tal vez la única pega aquí en casa, fue el escaso catálogo que tuvo, cosa que destruyó su reputación, pero que se veía compensada si decidíamos importar desde el país del Sol Naciente.

sega-saturn-papercraft

La fidelidad de las conversiones de Arcade era exacta en muchos casos, demostrando que en la segunda mitad de los 90 todavía podía reinar el 2D; uno técnicamente pulido y llevado a su máxima cuota. Por todo ello y muchas razones más, Sega Saturn es el estandarte de los jugadores clásicos, una consola que acogía en su seno a los últimos jugadores tradicionales de los 80 y 90. La última frontera del 2D y del buen gusto, batallando en mitad de una transición que dejó muchos corazones rotos y abandonados a su suerte. SEGA en estado de gracia.

Recordad que Segata Sanshiro no perdonará en los comentarios…

  1. JoseAndCardona

    Me salté una generación. Pasé de SEGA Mega Drive a Dreamcast flipando en colores con lo que traía la nueva consola de SEGA. Todo videojuego que tengo de esta consola es un HAMOR constante al videojuego. Shenmue, Jet Set Radio, SoulCalibur, Skies of Arcadia… Es la videoconsola que mejores momentos me ha dado en esta vida.

    El año pasado pude hacerme con una SEGA Saturn y estoy muy contento con ella. Es una lástima que no triunfara ya que las cagaditas de SEGA a partir de 32X y Mega CD hicieron que la gente desconfiara de Saturn y ya, con el poco éxito de Saturn, Dremcast solo duró dos maravillosos años.

    Responder
  2. Weezerand

    A decir verdad, como Nintendero de pro en todas las épocas, me perdí la Saturn… pero hay amigo cuando llego la Dreamcast, llego en el mejor momento económico para la cuenta bancaria (empezaba a trabajar y ganar dinero de forma independiente… vamos, sin padres por en medio) y disfruté y todavía disfruto (la tengo en mi despacho a 50 centímetros de mi conectada a la pantalla de 22 pulgadas en vga). Reconozco que cuando la compré, la compré de saldo porque alguien decidió que si venia una tal Playstation 2 para que vender eso blanco que ni viene en caja, ni sabe a vino… Y desde el primer día la disfruto cada día, una partidista rápida de relax al Sega Rally 2 o un Crazy Taxi… y con los enanos pululando por el despacho, no hay día que me pidan “ese juego de coche que solo se oye a un señor gritando”….

    Responder
  3. Rafael Urbán

    Es difícil declinar hacia un lado, pero me iré por el corazón de sega hecha consola, ese canto de cisne que es la dremcast, la estación de los sueños de un gamer, ya que es la última consola de videojuegos en ser exclusivamente para videojuegos.

    Responder
  4. Ricardo

    Marçal Mora, el mando de Dreamcast fué un paso atrás respecto al pad 3D de Saturn, que fué el primero en tener gatillos analógicos y no el de Dreamcast. Mejor cruceta de la historia y 6 botones frontales VS cruceta fulera y 4 botones frontales snes style. Lo de las VMU está bien, eso si que fué una mejora, sobre todo contando que el slot de cartuchos de Saturn es una m***da pinchá en un palo.

    Responder

Comentar

  • (will not be published)